La OMIC recomienda elaborar una lista para evitar compras compulsivas

Fecha: 
09/01/2019

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de Santa Cruz de Tenerife informó ayer a los ciudadanos de que mantienen idénticos derechos durante las rebajas y que estas deben influir en el precio pero no en la calidad de los productos ofertados

La OMIC recomienda, como ha hecho en ocasiones anteriores, algunas pautas de consumo responsable, como la elaboración de una lista de lo que se pretende adquirir o la fijación de un presupuesto previo para evitar compras compulsivas o imprevistas.

La concejal responsable de la Oficina, Yolanda Moliné, insistió en la plena vigencia de los derechos de los consumidores en este período comercial, entre ellos el respeto de la garantía regulada y la calidad de los productos, la aportación de la factura de compra y el acceso a abonar estas adquisiciones con los mismos sistemas de pago que en el resto del año, salvo que se indique de forma expresa que queda excluido en períodos de rebajas.

Además, indicó que los productos ofertados deben ser de la presente temporada y no presentar defectos.

Otro aspecto importante para los consumidores es la publicidad de los productos ofertados, que tanto en rebajas como en cualquier otra época del año, tiene valor contractual y permite a los consumidores exigir las condiciones publicadas a través de la misma.

Una de las características de la venta de productos en período de rebajas es que deben estar a la venta con anterioridad a las mismas, en cuyas etiquetas y cartelería deben informar de forma clara e inequívoca de su precio original junto al rebajado, o bien, indicar el porcentaje de rebaja de forma clara.

La OMIC resalta también la importancia de conservar los tickets o facturas de las compras, ya que se necesitarán ante cualquier posible reclamación, cambio. En cuanto al servicio de postventa y la aplicación de la garantía son iguales al resto del año, con independencia de que los productos se adquieran en rebajas.

También el consumidor tiene que tener en cuenta que los empresarios no tienen la obligación legal de realizar cambios y devoluciones de los productos vendidos en perfectas condiciones. Dicha práctica comercial se efectúa a libre criterio de los comercios y una vez que se establezcan, deberán informarse de estas condiciones al consumidor de forma previa a la compra del producto. Por ello, las condiciones de dichos cambios o devoluciones serán establecidas por cada uno de los empresarios en cuanto a fijar plazos, modalidad y documentos que se soliciten para estas situaciones.

X

Sitio web en pruebas temporalmente