Derechos del consumidor frente a las Compañías de telefonía móvil (IV)

Fecha: 
29/11/2018

El derecho del consumidor que protegemos hoy es el del acoso telefónico y el del “spam” publicitario por cualquier otro medio. ¿Quién no ha sufrido en primera persona todas aquellas llamadas y ha recibido los correos electrónicos de las compañías de telefonía móvil o de sus distribuidores, las que con un marketing agresivo e invasivo no tienen ningún temor a incumplir la normativa de protección de datos, persiguiéndonos de 9 a 21 horas, los 365 días del año?

La protección del consumidor en este ámbito abarca el derecho fundamental a la protección de datos, recogido en la Constitución (Art. 18 CE), limitando el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos. Este derecho fundamental a la protección de datos reconoce al ciudadano la facultad de controlar sus datos personales y la capacidad para disponer y decidir sobre los mismos. Su desarrollo normativo viene de la trasposición de la Directiva 95/46/CE mediante Ley Orgánica de protección de datos de carácter personal y, recientemente, es de todos sabido, que ha comenzado la aplicación, en mayo de 2018, el Reglamento Europeo de Protección de Datos.

Asimismo, en lo que se refiere a las comunicaciones comerciales realizadas a través de llamadas telefónicas, correo electrónico, SMS u otros medios de comunicaciones electrónica equivalentes es necesario tener en cuenta lo dispuesto en la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones y la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (en adelante, LSSI) y en su normativa de desarrollo.

Retomando el acoso telefónico, hoy analizamos la Sentencia dictada el pasado 10 de julio de 2018, de la Audiencia Nacional, Sala de lo Contencioso-Administrativo, por la que se confirma una sanción impuesta por la Agencia de Protección de Datos a una empresa de telemarketing por el tratamiento de datos de carácter personal sin el consentimiento de su titular.

X

Sitio web en pruebas temporalmente